porcentaje bonos en cartera pasiva

¿Cuál es la cantidad de bonos adecuada para tu cartera pasiva?

Compartir
Opt In Image

¡SUSCRÍBETE AL BLOG!

Recibe todos los artículos en tu correo y descarga ahora gratis el excel de control de ingresos y gastos de la riqueza es tiempo

 

Libre de Spam

Históricamente es sabido que en el largo plazo las acciones ofrecen mayores retornos que los bonos. Entonces, si la cartera es a largo plazo, ¿por qué tener bonos en ella?. Pues sencillamente porque los bonos son los que van a reducir la inestabilidad de la cartera cuando los mercados se hundan. Y créeme, si vas a largo plazo, esto te va a ocurrir más de una vez.

La renta fija (o bonos) de una cartera tienen la función de amortiguar la volatilidad de la renta variable ( o acciones).  Es la parte estable de tu cartera, y por tanto, su misión no va a ser ofrecerte grandes rentabilidades.

En este artículo quiero dar unas claves que te pueden ayudar a escoger la cantidad adecuada de bonos para tu cartera pasiva. No obstante, quiero aclarar que en todo momento me referiré a carteras indexadas a largo plazo, es decir, carteras que acompañan al inversor a lo largo de su vida, por lo que esta información no será extrapolable a carteras cuyo horizonte temporal es el corto y el medio plazo.

¿De donde partimos?

Para averiguar cual es la cantidad de bonos que mejor se adapta a un inversor pasivo partiremos de la base que nos propone John Bogle: una cartera con tu edad en bonos (renta fija).

Por tanto, asumiremos que el inversor promedio ajusta la renta fija a su edad. Pero no todos los inversores son iguales, los hay más arriesgados y más precavidos. Aquí es donde cada uno tiene que averiguar que tipo de inversor es.

Tres perfiles de inversor, tres tipos de cartera.

Si quieres conocer el porcentaje de bonos más adecuado para ti, tienes que reflexionar sobre que tipo de inversor eres. Debes saber que en el mundo de la inversión es comúnmente aceptado que existen tres perfiles de inversor: el agresivo, el moderado y el conservador, y tu como inversor perteneces a uno de ellos.

En consecuencia consideraré que también existen tres perfiles de inversores pasivos y por tanto 3 tipos de carteras, una para cada perfil.

El inversor pasivo agresivo

Son inversores con baja o nula aversión al riesgo. Este tipo de inversores diseñan carteras con un porcentaje de renta fija menor a su edad, por tanto sobreponderan su exposición a renta variable. El objetivo es buscar la máxima rentabilidad y no les importa estar expuestos a mayores riesgos si existe la posibilidad de obtener mayores retornos. Este tipo de carteras no es apta para personas que buscan seguridad y tranquilidad en sus inversiones.

El inversor pasivo moderado

Son inversores que tienen una aversión al riesgo promedio. Este tipo de inversores se caracterizan por tener una cantidad de renta fija igual o similar a su edad. No están tan expuestos a renta variable como los inversores con perfil agresivo por lo que en sus carteras tendrá cierto peso la renta fija. Como consecuencia, no asumen tanto riesgo. El objetivo es hacer crecer el patrimonio. Son inversores que buscan un equilibrio entre rentabilidad y riesgo.

El inversor pasivo conservador

Son inversores con elevada aversión al riesgo.  Este tipo de inversores diseñan carteras con un porcentaje de renta fija mayor a su edad, por tanto infraponderan su exposición a renta variable. El objetivo es mantener el patrimonio por lo que se decantan por carteras conservadoras que les protejan de la inflación. Valoran la tranquilidad y estabilidad de sus inversiones. No contemplan la posibilidad de obtener más rentabilidad si ello supone incurrir en perdidas eventuales.

Los bonos y su relación con tu edad y tu aversión al riesgo

Si has leído hasta aquí, te habrás dado cuenta que hay dos variables que son determinantes a la hora de escoger la cantidad de bonos para tu cartera pasiva: tu edad y tu aversión al riesgo.

Tu edad

Es directamente proporcional a la cantidad de bonos en cartera. A mas edad más renta fija en cartera, y viceversa. De esta forma cuando somos jóvenes las acciones prevalecerán frente a los bonos en la cartera. Esto es debido a que se tiene suficiente tiempo para recuperarse de fuertes caídas del mercado. Sin embargo conforme vamos cumpliendo años, los bonos irán progresivamente recuperando terreno a las acciones.

Tu aversión al riesgo

También será directamente proporcional a la renta fija de tu cartera pasiva. A más aversión al riesgo mas renta fija en cartera, y viceversa. Por lo general, los inversores con una alta aversión al riesgo se decantarán por carteras conservadoras. Aquellos que su aversión al riesgo es baja tirarán hacia carteras más agresivas.

Porcentaje de bonos en cartera pasiva

La tabla que expongo a continuación es muy subjetiva. Refleja como clasifico yo el porcentaje ideal de bonos en carteras de inversión pasiva atendiendo a las dos variables: la edad y la aversión al riesgo.

porcentaje de bonos en cartera

porcentaje de bonos en cartera

Fíjate en la importancia de la edad a la hora de escoger la cantidad de bonos de la cartera pasiva. Un inversor de 30 años con una aversión al riesgo moderada tendrá (según la tabla) entre un 25% y un 35% de bonos en cartera. Pero observa como si ese inversor no aumenta el porcentaje de bonos en 10 años, cuando cumpla 40 años su cartera pasiva pasara de ser moderada a ser agresiva.

También es importante fijarse en la relación entre la aversión al riesgo y la renta fija. Un inversor conservador de 40 años tendrá entre un 45% y 55% de bonos en cartera. Sin embargo, un inversor agresivo de la misma edad tendrá entre un 25% y un 35%.

Como puedes ver después de los 60 años la renta fija ya no varía para los tres tipos de carteras. En mi opinión, a partir de esa edad una cartera agresiva rondaría sobre el 45%-55% y una conservadora sobre el 65%-75%.

Analizando la tabla quizás te hagas algunas preguntas:

A partir de los 60 años, la renta fija de las carteras no varía. ¿Crees que a partir de esa edad ya no se debe aumentar el porcentaje de bonos?

No tiene que ser necesariamente así. Un inversor que haya llegado a los 60 años con una cartera agresiva puede, conforme cumple más años, ir aumentando los bonos de su cartera hasta convertirla en una cartera moderada e, incluso, conservadora.

¿No contemplas carteras pasivas con más del 75% en bonos?

No, pero esto es una opinión personal. Creo que una cartera con más del 75% en bonos podría tener dificultades para superar la inflación en el largo plazo.

¿No contemplas carteras de gestión pasiva sin bonos, compuestas únicamente por renta variable?

Aunque se que hay inversores que tratan de obtener la máxima rentabilidad invirtiendo todo en renta variable, yo prefiero tener también bonos en mi cartera pasiva por una simple razón: la diversificación de activos. Además, una cartera sin bonos te estará privando de una estrategia clave de las carteras indexadas, los rebalanceos entre renta variable y renta fija.

¿Cuál es tu aversión al riesgo?

La aversión al riesgo es algo intrínseco de cada uno y por tanto personal. Solo tu puedes saber cuál es tu aversión al riesgo. Todos queremos carteras que nos ofrezcan la máxima rentabilidad pero, ¿cómo te sentirías si un día vieras que has perdido el 30% de tu patrimonio?. Buscar la máxima rentabilidad tiene su precio, y este es el riesgo.

Te voy a hacer las siguientes preguntas y quiero que las contestes con la mayor sinceridad posible:

  • ¿Quieres tener la posibilidad de obtener mayores retornos a cambio de poner en mayor riesgo tu patrimonio?
  • ¿Serías capaz de soportar ver tu cartera de inversión caer a lo más oscuro de las profundidades?

Preguntas como estas pueden darte una idea de cuál es tu aversión al riesgo. Responder negativamente a ambas preguntas te aproxima al perfil de inversor moderado y conservador. Contestar afirmativamente te acerca al grupo de los inversores agresivos.

Conclusión final

Como ves, escoger el porcentaje de bonos adecuado para tu cartera es una decisión muy personal. La mejor distribución de activos en cartera, será aquella con la que te sientas más cómodo.

Edad y aversión al riesgo son las variables que van a darte la cantidad de bonos conveniente para tu cartera pasiva a largo plazo. La edad no es para ninguno de nosotros un misterio. Todos sabemos cuantos años tenemos. Sin embargo si que nos tocará reflexionar sobre cuál es nuestra aversión al riesgo. Este es un trabajo intimo que cada persona debe hacer de manera individual.

 

Compartir

2 pensamientos en “¿Cuál es la cantidad de bonos adecuada para tu cartera pasiva?

  1. La Hormiga Capitalista

    Buen artículo!!!

    En mi caso la renta fija es de… 0%! Jaja
    Pero estoy pesando en crear una cartera más diversificada con BNP, que no tiene mínimos para invertir.

    Sigue así,

    Un abrazo!!

    Responder
    1. admin Autor

      Jeje Bueno, lo importante es tener una cartera con la que te sientas cómodo.
      En cuanto a lo de BNP, ya sabes lo que pienso. Creo que merece la pena tener acceso a los fondos Vanguard.

      Un abrazo Hormiga!!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *