la gestión pasiva y warren buffet

La gestión pasiva y Warren Buffett

Compartir

Warren Buffett,  también conocido como el oráculo de Omaha, esta considerado como el mejor inversor de la historia. Gracias a los resultados de sus inversiones ocupa la posición numero 2 en el ranking de las personas más ricas del planeta en 2017 según la revista Forbes. Aunque su estilo de inversión es la gestión activa, concretamente el value investing, Buffett sabe apreciar las ventajas de la gestión pasiva. De hecho, recomienda a la mayoría de inversores que se decanten por los fondos indexados.

Hace unos años ya se hicieron públicas unas condiciones de su testamento en el que Buffett aconsejaba a su mujer cómo debía gestionar el patrimonio cuando él ya no estuviera. Warren Buffett le recomendaba invertir en gestión pasiva, concretamente en un fondo indexado de la gestora Vanguard. Buffett sugería a su esposa la siguiente cartera:

  • El 10% del patrimonio en renta fija gubernamental estadounidense a corto plazo
  • El 90% restante en un fondo indexado de Vanguard que replique el S&P 500

La apuesta indexada de Buffett

En 2007, el oraculo de Omaha, participó en una apuesta con Ted Seides, gestor de Protege Partners, una gestora de fondos de inversión. Según Buffett un fondo indexado al S&P 500 obtendría más rentabilidad en el plazo de 10 años que una cartera compuesta por determinados fondos de gestión activa elegidos por expertos gestores de Protege Partners.

La apuesta enfrentaba dos filosofías antagónicas de inversión: la gestión pasiva y la gestión activa. Esa apuesta fue conocida como la apuesta del millón de dolares. Esa cantidad de dinero sería la que iría a parar a la ONG que decidiera el ganador. La apuesta entraba en vigor el 1 de Enero de 2008 y finalizaba el 31 de Diciembre de 2017.

Pues bien, no ha hecho falta llegar a los 10 años para saber el resultado. Ha falta de unos meses para que concluya la apuesta ya tenemos un claro vencedor. El ganador es Warren Buffett y su fondo de Vanguard indexado al S&P 500. En la siguiente tabla puedes ver las rentabilidades anuales y totales de los hedge funds escogidos por Protege Partners y el fondo indexado al S&P 500

rentabilidad fondos

Análisis de los resultados del fondo indexado y de la cartera con los 5 fondos de gestión activa

Como se puede ver reflejado en la tabla, 2008 fue un mal año para la bolsa. El fondo indexado de Buffett fue el que más lo sufrió perdiendo un 37% de su valor. Por otro lado, la cartera de Protege Partners perdió un 23,9%.

Después, el fondo indexado elegido por Buffett ganó a la cartera de gestión activa durante 6 años seguidos (de 2009 a 2014). A parte de en 2008, sólo en 2015 fue ganadora la cartera de hedge funds. El fondo indexado fue claro vencedor en 2016.

Los resultados son demoledores a favor del fondo de Vanguard. En tan solo 2 años de los 9 analizados, la cartera de gestión activa supero al fondo de Vanguard indexado al S&P 500. La rentabilidad acumulada del fondo indexado elegido por Buffett fue de 85,4%, mientras que la cesta de fondos elegidos por Protege Partners consiguió un 22%.

Asumiendo una cartera de 1.000.000 dolares al comienzo de la apuesta, la cartera de hedge funds valdría tras 9 años 1.220.000 dolares y la inversión en el fondo indexado 1.854.000 dolares. Bajado al mundo del pequeño inversor europeo, significa que una cartera de 10.000 euros invertidos en el 2008 en el fondo indexado de Vanguard al S&P 500 elegido por Buffett, se habría transformado en 18.540 euros en 2016.

Pues ya ves, Buffett simplemente indexando su inversión y no moviendo un dedo en los siguientes años que ha durado la apuesta, ha ganado a un grupo de gestores profesionales que se dedican en cuerpo y alma a estudiar minuciosamente el mercado de valores con el objetivo de superarlo. Su sencilla estrategia fue depositar un dinero en un fondo indexado de Vanguard y no dedicarle ni un minuto más de su tiempo a esa inversión.

Razones de la victoria del fondo indexado de Buffett

¿Cómo ha podido obtener mayores rentabilidades un fondo indexado que una cartera de 5 fondos de gestión activa elegidos cuidadosamente por expertos gestores?.

Principalmente por una serie de razones que dan, si cabe, aun más fuerza a la filosofía boglehead.

1- Los altos costes lastran los resultados

Una de las principales razones por las que Buffett eligió la gestión pasiva en su apuesta es porque él sabe que los costes son muy importantes en los resultados de un fondo.

Los fondos de gestión activa tienen unos costes para el inversor de entre 2% y 3% anual.  En contraste, los fondos indexados de Vanguard tienen unos costes ridículos que se sitúan entre el 0,10% y el 0,40% anual.

Estos altos costes colman de elevados honorarios a los administradores de los fondos de gestión activa, lo que repercute de forma negativa en la rentabilidad obtenida por el inversor.

Cuando el propósito de un fondo es replicar al mercado en lugar de superarlo, la gestión es mucho más sencilla por lo que se reducen los costes. Los bajos costes de los fondos de gestión pasiva mantienen más dinero en las carteras de los inversores a largo plazo y menos en las manos de los administradores de los fondos

2- La dificultad de batir al mercado en el largo plazo

Al realizar la apuesta, Buffett sugirió que el fondo indexado batiría a la cartera de hedge funds en un plazo de 10 años. El haber puesto como condición esa cantidad de años no es casualidad. El oraculo de Omaha conoce la importancia de los horizontes temporales en la inversión.

Buffett sabe de sobra que existen muchos fondos que pueden batir al mercado en un periodo corto de tiempo. Pero también sabe que es casi imposible batir al mercado continuamente durante un periodo largo de tiempo.

3-  Es fácil cometer errores en el mundo de la inversión

Los seres humanos tomamos decisiones movidos por los sentimientos y las emociones. Ese componente emocional hace que a veces tomemos malas decisiones.

Los gestores de fondos que tratan de obtener mejores resultados que el mercado, tienen que estar continuamente tomando decisiones. Buscan consistentemente valores que potencialmente puedan generar mejores rendimientos. Muchas compras y ventas; demasiados cambios en la composición del fondo. Tarde o temprano se equivocarán o tomarán alguna mala decisión que repercutirá negativamente en los resultados del fondo.

La misión de un fondo indexado es replicar la evolución de un determinado índice. Por tanto, la cartera de un fondo de gestión pasiva no la diseña un gestor. De esta manera se anula ese componente emocional que nos induce a cometer errores.

 

Compartir

Un pensamiento en “La gestión pasiva y Warren Buffett

  1. JOSE

    Me parece perfecto lo q dice Buffet,eso si añadiría q para la gente q no puede soportar caídas del mercado de un 40 o 50% q se pongan la media 10 en un grafico del sp mensual,cuando el precio caiga por debajo de la media se invierte la gestión.90€ en bonos y 10% fondo indexado al sp,tambien se puede utilizar el cruce de la media 5 a la 15,mirar los resultados y os sorprenderéis
    saludos

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Víctor Murillo Sánchez

Finalidad: Responder y gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Tu consentimiento.

Destinatarios: Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (mi proveedor de hosting) dentro de la UE

Derechos: Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a victor@lariquezaestiempo.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.